q
4 de febrero de 2010 | Concordia.

Defensa del consumidor saliò a recorrer las calles

EN CONCORDIA LABRAN ACTAS POR PUESTOS ILEGALES DE VENTA DE ALIMENTOSpuestochori
El consumo de alimentos en la vía pública obligó a la dirección de Bromatología de Concordia a emitir una serie de recomendaciones, para quienes son habitualmente consumidores de choripanes, hamburguesas, panchos, entre otras cos
El director de bromatología, el ingeniero Rubén Argüello manifestó que haya un especial cuidado con la ingesta de esos alimentos y máxime con las temperaturas elevadas que se presentan por estos días en la ciudad.

“Teniendo en cuenta la realización de espectáculos y eventos que congregan a mucha gente y la oferta gastronómica informal que ofrecen los puestos de panchos y choripanes, estamos recomendando a la gente que cuide su salud y bienestar, evitando el consumo de estos alimentos”, expresó.

 El funcionario indicó que se realizan periódicamente inspecciones sobre los puesteros y se percibió que muchos de ellos no tienen la habilitación correspondiente.

 “Nosotros controlamos permanentemente y detectamos que, en estos días de mucha concurrencia de gente a lugares públicos o eventos importantes, hay muchos puestos de venta callejera de comida que no poseen habilitación municipal”, dijo.

 Como consecuencia de ello, los inspectores municipales labraron las actas de infracción correspondientes.

 “Este tipo de venta no esta permitida, por no reunir las condiciones higiénicas sanitarias y edilicias que se les exigen a los comercios que elaboran estos mismos alimentos”, manifestó.

 • Riesgos

Arguello remarcó que es un riesgo para la salud consumir estos productos y remarcó que no se cumplen las condiciones mínimas de higiene.

 “Hemos constado que en la mayoría de estos puestos no tienen instalaciones sanitarias y la gente que los atiende no se lava las manos luego de responder a sus necesidades fisiológicas, en esas condiciones manipulan los alimentos que venden”, sostuvo el funcionario al brindar detalles sobre las anomalías encontradas en los distintos operativos llevados adelante.

 “También reciben dinero, dan el cambio y luego despachan los alimentos, lo que constituye un método seguro para el intercambio de gérmenes y bacterias”, finalizó, según difundió

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota