7 de octubre de 2010 | Nacionales.

Cuatro empresarios fueron detenidos por contrabando millonario

Buenos Aires, (NA) — Cuatro empresarios fueron detenidos por un contrabando millonario de equipos de estética y de electromedicina, por una denuncia de la Dirección Regional Aduanera Córdoba.
El precio de la mercadería denunciada asciende a los 12 millones de pesos y el porcentaje de subfacturación oscila entre 150 y 800 por ciento del valor real.
Según informó la AFIP, los detenidos están acusados de integrar una asociación ilícita montada para evadir impuestos y contrabandear divisas, equipos de estética y de electromedicina y operaba en 30 países y abarcaba los cinco continentes.
La denuncia comprende 307 hechos de contrabando agravado tanto de importación como de exportación y el pedido de detención fue formulado por la Fiscalía Federal y por orden del Juzgado Federal N° 2 de esa ciudad, a cargo del juez Alejandro Sánchez Freytes.
Entre los detenidos se encuentra el cerebro de la organización, un reconocido empresario cordobés que es también uno de los exportadores más importantes de la Argentina de equipos de electromedicina.
Su firma, radicada en Córdoba, provee a centros de estética y spas de todo el país equipos de lipoescultura, ultrasonido, micromasaje celular, aceleración biomolecular, bioelectroporación, electroestimulación, electroanalgesia, entre otros.
Tras realizar nueve allanamientos en Córdoba y Buenos Aires, la AFIP DGA secuestró documentación y soportes informáticos que permitieron determinar que la empresa subfacturaba los insumos que adquiría en el exterior para luego exportar equipos de estética a 30 países, entre los que se encuentran Estados Unidos, España, Sudáfrica, Nueva Zelanda y Japón.
La información secuestrada también ayudó a detectar una gran cantidad de cuentas bancarias en Estados Unidos, España, Chile, Uruguay, China e Isla Antigua que no habían sido declaradas en la Argentina; empresas off-shore en Uruguay y otras firmas vinculadas en España y Chile.
Realizados los allanamientos, la firma buscó continuar sus operaciones e intentó dar salida a sus equipos por el Aeropuerto Internacional Córdoba, según informó la AFIP.
Asimismo, la Aduana constató que la organización realizaba envíos de dinero al exterior utilizando el régimen de envíos puerta a puerta, inadecuado para enviar dinero a los destinatarios de sus grandes embarques.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota