q
19 de marzo de 2010 | Nacionales.

Cristina Kirchner: ‘Si alguno tiene una idea que no sea ajustar, que la traiga’

La Presidenta volvió a defender el uso de reservas e insistió en que la oposición «pone palos en la rueda»; pidió que «en lugar de descalificar se presenten alternativas»

Una vez más, la presidenta Cristina Kirchner aprovechó una tribuna para defender el uso de reservas para el pago de la deuda y para acusar a la oposición de querer poner «palos en la rueda» a su gestión.

cristina_conferencia_medios«Si alguno tiene una idea mejor que no sea el ajuste, que la traiga», exclamó, durante un acto que encabezó en Neuquén y Río Negro. «Yo no voy a ajustar a los argentinos, conmigo no. Que vuelvan ellos, conmigo no», agregó.

Y completó: «Estoy abierta a toda propuesta para pagar la deuda, pero con dos condiciones: que no nos endeudemos más y que no tengan que pagar todos los argentinos la deuda que contrajeron cuatro».

En este punto, la Presidenta aludió directamente al uso de reservas del Banco Central para pagar deuda pública, una decisión que el Gobierno tomó por decreto y que luego suspendió la Justicia.

«Parece mentira…a veces me duele la cabeza de tener que explicarlo», comenzó, con tono docente. «Recibimos la Argentina con 8000 millones de reservas y hemos juntado 50.000 millones, sin olvidar los 10.000 que destinamos al pago al Fondo [Monetario Internacional]», recordó.

Fue entonces cuando aludió directamente a la posibilidad de tomar US$ 4300 millones para cancelar pasivos con el exterior y atacó, aunque sin dar nombres, a la oposición. «Queremos usar una pequeña porción de esas reservas. Los que endeudaron y vaciaron el país, los que dejaron sólo 8000 millones de dólares de reservas y con una deuda brutal, no nos quieren dejar avanzar con el desendeudamiento», lanzó.

Pedido. La jefa del Estado encabezó el acto conmemorativo del centenario del Dique Ballester, a unos 30 kilómetros de la capital neuquina. La obra está emplazada entre Neuquén y Río Negro y divide las dos provincias. Hacia el final de su discurso, volvió a apelar a una frase que se ha vuelto común en sus diatribas contra la oposición.

«Les pido a todos que no sigan poniendo palos en la rueda, que en lugar de descalificar, presenten alternativas, que discutamos sobre cosas concretas, sobre los números de la economía», exigió. Antes de terminar con alusiones a «la Patria» y «la oportunidad que ofrece el Bicentenario», remató: «Algo de confianza me tienen que tener».

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota