28 de diciembre de 2011 | Destacado, Nacionales.

Cristina Fernández sufre un carcinoma y será operada el próximo 4 de enero

cria_tecno-9-a8b8aLa presidenta Cristina Fernández sufre un carcinoma papilar en el lóbulo derecho de la glándula tiroides y deberá ser operada el próximo 4 de enero, según informaron oficialmente desde la Casa Rosada. El secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, afirmó que «en estudios realizados hoy se constató la inexistencia de metástasis» y se programó una operación en el hospital Austral. Tras la intervención, la jefa de Estado tomará licencia hasta el 24 del mismo mes, período en el cual asumirá la presidencia el vicepresidente, Amado Boudou.

Scoccimarro señaló que de acuerdo a lo informado por la Unidad Médica Presidencial de la Nación «el pasado 22 de diciembre, durante la realización de estudios médicos de control rutinarios efectuados a la señora Presidenta de la Nación, se detectó la existencia de un carcinoma papilar en el lóbulo derecho de la glándula tiroides».

«En el día de hoy se constató la ausencia de compromiso de los ganglios linfáticos y la inexistencia de metástasis. La localización se haya circunscripta a la glándula», detalló el vocero oficial en una conferencia de prensa en la Casa Rosada.

«Para el tratamiento de la enfermedad, se realizará una intervención quirúrgica. Habiéndose completado durante esta jornada la realización de estudios prequirúrgicos correspondientes, se programó la intervención para el miércoles 4 de enero con un tiempo probable de internación de 72 horas y convalecencia de 20 días», indicó.

Según detalló Scoccimarro, quien estará a cargo de la operación será el jefe de Departamento de Cirugía del hospital Austral, Pedro Saco y su equipo médico. El mencionado profesional es además jefe de servicio de cabeza y cuello del Instituto de Oncología «Doctor Angel Roffo» de la Universidad de Buenos Aires.

«El tiempo probable de la internación es de 72 horas», señaló y puntualizó que tras la operación la primera mandataria tomará licencia hasta el 24 de enero.

«La primera mandataria conforme lo prescribe el artículo 88 de la Constitución Nacional tomará licencia por 20 días. El poder Ejecutivo será ejercido por el vicepresidente, Amado Boudou», especificó el funcionario.

Scoccimarro agregó que mañana la Presidenta encabezará una acto junto a los gobernadores provinciales y luego presenciará la ceremonia de ascenso de oficiales superiores de las Fuerzas Armadas, en un acto que se realizará en el Salón Blanco de la Casa Rosada.

El médico

El médico designado como responsable de la intervención quirúrgica a la que se someterá la presidenta Cristina Kichner el próximo 4 de enero es el especialista a cargo del Área de Cirugía Oncológica, Cabeza y Cuello en el Hospital Universitario Austral, Pedro Saco

Recibido en la Facultad de Medicina de la Universidad Católica de Córdoba, hizo su residencia en el Hospital Ramos Mejía, donde además fue Jefe de Residentes. El instituto de Oncología Ángel F. Roffo también lo tuvo como residente, Jefe de Residentes y especialista en Cirugía Oncológica de cabeza y cuello. Realizó entrenamientos temporarios en Houston y en Nueva York, en instituciones dedicadas al tratamiento del cáncer.

Lleva 27 años en el ejercicio de la profesión y es el actual vicepresidente de la Asociación Argentina de Cirugía de Cabeza y Cuello..

Historia clínica

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que será operada de un carcinoma papilar el próximo 4 de enero, tuvo varias recaídas, especialmente el último año, causadas principalmente por el cuadro de hipotensión crónica que la afecta.

En julio de este año, la Unidad Médica Presidencial le aconsejó, luego de sucesivos episodios de ese tipo, reducir la agenda de viajes a lo estrictamente necesario. «Según sus médicos, la Presidenta concentra estrés laboral capaz de desequilibrar el cuadro de hipotensión», dijo en ese momento una fuente de la Casa Rosada.

El primer cuadro fue en enero, cuando sufrió una baja de presión que la obligó a suspender toda la actividad oficial, en días donde la temperatura alcanzaba los 40°. Si bien fue un episodio caracterizado como «menor» por los especialistas de la Unidad Médica Presidencial, Cristina sufrió cuatro cuadros de lipotimia durante el transcurso de 2011. Ella misma, tras la primer baja de presión del año, se había calificado como una «hipotensa crónica».

En abril, una segunda descompensación que sufrió en la quinta de Olivos derivó en una recomendación de reposo y dieta rica en sales minerales de parte de los médicos presidenciales.

El último fue en octubre, y la obligó a cancelar su agenda en medio de la campaña. Por recomendación del médico Marcelo Ballesteros, de la Unidad Médica Presidencial, se recluyó a reposar durante dos días en la quinta de Olivos.

También en enero de 2009 había sufrido una descompensación, que primero fue descartada como grave por los médicos. Poco después se supo que el cuadro era más delicado y que debería hacer un reposo prolongado, que la obligó a suspender una visita oficial a Cuba.

Luego de eso se hizo frecuente que la Presidenta bromeara sobre sus problemas de baja presión.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota