23 de enero de 2014 | Destacado, Provinciales.

Consejos para evitar las consecuencias del calor en la salud

_222Para evitar posibles complicaciones en la salud a causa de las altas temperaturas, el gobierno provincial, a través del Ministerio de Salud, consideró oportuno recordar a la población que es vital consumir abundante agua durante todo el día, evitar el ejercicio físico al aire libre en horas de sol intenso y permanecer en lugares frescos, entre otras recomendaciones. Los lactantes, los niños y los adultos mayores son los grupos de mayor vulnerabilidad ante la actual ola de calor que se registra en el país.
Para evitar las consecuencias de las altas temperaturas en la salud, la provincia, a través de la cartera sanitaria recomienda seguir algunas pautas sencillas. En este sentido, el ministro de Salud, Hugo Cettour, puntualizó la importancia de “tomar abundante agua, llevar una dieta de frutas y verduras –lo que se dice comer liviano– y evitar bebidas alcohólicas”.
Asimismo, precisó que “las madres con niños lactantes deben amamantarlos con mayor frecuencia, evitando darles otros líquidos”. Y agregó: “A las personas mayores hay que prestarles especial atención, sobre todo que no aumenten la temperatura corporal y la piel no esté caliente, seca y sin sudor”.
Por último, explicó que ante cualquier síntoma de alarma es “fundamental consultar a un médico sin demoras y para ello la población cuenta con el centro de salud o el hospital más cercano a su domicilio”.

Recomendaciones

Desde el Ministerio de Salud se elaboró un listado de medidas básicas a tener en cuenta durante las próximas jornadas, entre las que se destacan:

• Tomar agua durante todo el día.

• Evitar las comidas abundantes. Consumir alimentos frescos, como frutas y verduras, que hayan sido previamente lavados con agua segura.

• Evitar el consumo de bebidas alcohólicas o muy dulces, y las infusiones calientes.

• Usar ropa suelta, de materiales livianos y colores claros.

• No realizar ejercicio físico al aire libre en horas de sol intenso. Tampoco hacer actividades en lugares calurosos.

• Protegerse del sol poniéndose un sombrero o situarse bajo una sombrilla. En caso de exponerse al sol, aplicar sobre el cuerpo cremas con protector solar no menor a 20 FPS (Factor de Protección Solar).

• En caso de poseer aire acondicionado, programarlo a partir de los 24 grados.

• Dentro de la casa, quedarse en la sala más fresca.

• En caso de no sentirse bien por el calor, pedir ayuda. Y si además aparecen síntomas como dolor de cabeza, dolor abdominal, náuseas, vómitos o mareos, consultar con urgencia al médico.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota