9 de septiembre de 2010 | Concordia.

CONCORDIA: Septuagenario desaparecido durante siete días fue hallado con vida en medio del campo

Estaba postrado en medio de la maleza pero lúcido. Cuando fue hallado, tenía el rostro quemado por el sol, y el cuerpo entero irritado, a consecuencia de permanecer inmóvil tantos días con sus prendas húmedas tras haber soportado la lluvia.

Juan Manuel Guerrero, de 70 años, vivía solo en una casita de Colonia Yeruá. El martes de la semana pasada había ido a visitar sus parientes y estuvo festejando un cumpleaños, pero de regreso –siempre a pie, por la vera de la vía- se extravió. El miércoles 1, un parroquiano que pasó arreando ganado lo vio por última vez, hasta ayer por la mañana, cuando lo encontró la Policía.
Luego de buscarlo intensamente con perros y a caballo por la espesura del terreno, los funcionarios policiales oyeron un grito desesperado. El hombre de 70 años estaba vivo, postrado en medio de la maleza unos cinco kilómetros al sur de Yeruá, no podía levantarse por sus propios medios, y hacía siete días que no bebía un sorbo de agua. “Ustedes me salvaron la vida”, les agradeció a los uniformados, el sobreviviente que ahora está internado en el hospital Masvernat.
El milagro de un hombre que soportó todo tipo de inclemencias del tiempo, sin poder moverse, padeciendo la intensidad de los rayos del sol durante el día, la molesta lluvia, y el frío y peligro en medio de la noche, sin comer ni beber nada, sorprendió a toda Colonia Yeruá e incluso a los médicos que lo atendieron en el Hospital Masvernat de COncordia, ya que el sobreviviente tiene nada menos que 70 años y según estiman los profesionales, fue decisivo el estilo de vida de don Guerrero, que estando solo en medio del campo y acostumbrado a caminar bajo el sol largas distancias a campo traviesa, soportó como nadie las peores condiciones.
Cuando fue hallado, tenía todo el rostro quemado por el sol, y el cuerpo entero irritado, a consecuencia de permanecer inmóvil tantos días con sus prendas húmedas tras haber soportado la lluvia. Según informó el Jefe Departamental de policía comisario mayor Luis Albarracín, “ni bien lo vimos nos pidió agua, y tomó casi cuatro litros” Guerrero fue trasladado rápidamente al Hospital Masvernat donde según informó el jerarca policial, “tanto el medico policial como el medico del hospital evaluaron su condición física, y la verdad que no presentaba la gravedad que aparecía, caminó alrededor de 15 kilómetro, era una persona acostumbrada a caminar, y sin duda su estilo de vida rustico, lo ayudó a soportar tanta adversidad”.
Según informó a El Sol uno de los funcionarios que estuvo en la operación de rescate, “estaba tan emocionado cuando nos vio que nos dijo que pensó que ya se moriría” y refirió que ahora está internado en el nosocomio local, donde quedó al cuidado de su hijo Alberto Manuel, quien adelantó que se hará cargo de que esto no vuelva a suceder, y posiblemente lo alojen en una institución geriátrica.
En cuanto a la colaboración de los vecinos, la policía manifestó que fue indispensable para dar con el paradero de don Guerrero, ya que los lugareños colaboraron con caballos y se mostraron muy preocupados por la desaparición del septuagenario, incluso uno de ellos, quien lo vio por última vez, participó de la búsqueda con sus perros de caza.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota