3 de agosto de 2010 | Concordia.

Concordia: Salideras Bancarias – Consejos para evitar este tipo de delito

El robo de dinero en la modalidad de salideras no es nuevo, tienen muchísimos años. Los motochorros comienzan a operar recién en los años 80 con la llegada de motos de alta cilindrada que permite una evasión rápida del lugar. Desde ese tiempo, es muy frecuente escuchar que alguien fue asaltado a la salida de algún banco.

¿Cómo se enteran los delincuentes que alguien ha extraído dinero?.

Es muy sencillo: hay un informante, marcador o guía, rondando dentro de la institución.

Es el que pasa el dato a un cómplice a fin de que en la calle ejecute el hecho; no necesariamente debe ser un empleado de la institución. Están aquellos que haciéndose pasar por supuestos clientes, sutilmente verifican la cantidad extraída y mediante señale imperceptibles, gestos, llamadas, comunicación por celulares, etc., indican a sus secuaces ubicados estratégicamente en el exterior de la entidad: “quién transporta la cifra, cuánto dinero lleva encima y donde lo ha guardado”.

Habrá Ud. observado los carteles prohibiendo el uso de teléfonos celulares dentro de las instituciones bancarias. Estos nuevos aparatos no solo interfieren las comunicaciones internas de la entidad, sino que también son de una valiosa ayuda para los que se dedican a la modalidad de «salideras».

Las famosas salideras también se efectúan con apoyo externo de:

Vehículos particulares, taxis, (motos de alta cilindrada) y de individuos de a pie con un excelente estado atlético.

Los últimos generalmente arrebatan las carteras de personas mayores que han salido de cobrar sus jubilaciones.

Una vez que los malvivientes eligen al damnificado (actúan de a dos o tres) y con una velocidad increíble cometen el despojo, frecuentemente distrayéndolo de alguna forma, agrediendo físicamente a la víctima o amenazándola con armas, ahora hiriéndolas con elementos punzantes o con armas de fuego, para desaparecer súbitamente.

Recomendaciones

ü      Jamás haga comentarios cuando vaya a retirar cifras importantes de dinero, tampoco deambule con una valija llena de plata. Piense que lo pueden estar siguiendo y abordarlo cuando menos lo intuya.

ü      No use portafolios o carteras vistosas.

ü      Si va a cobrar una cifra importante y tiene tiempo, haga varios retiros de cifras inferiores. Si forzosamente debe retirar valores de una sola vez, requiera a algún conocido o dos para que lo acompañen.

Solicite al gerente del banco un lugar reservado para recibir el dinero, allí mismo divida la cifra con su acompañante.

Una vez efectuada la operación, no salga inmediatamente, demore un tiempo para retirarse de la entidad.

En la calle, haga que su amigo lo siga a corta distancia, transiten no muy juntos pero tampoco demasiado separados.

Otra opción interesante es que su amigo tome un taxi o un remis a dos o tres cuadras de la entidad bancaria, de algunas vueltas y lo alce en el momento que Ud. se retira de la institución. Una vez que haya ascendido, trabe todas las puertas del vehículo, incluyendo las de adelante.

No suba a taxis estacionados en la puerta del banco o los que se arrimen presurosamente a ofrecer su servicio de traslado. De ser posible, camine una o dos cuadras antes de tomar alguno. Se han dado casos en que taxistas estaban en complicidad con informantes; despojaron del dinero a personas que han salido de las entidades con cifras importantes.

Si la cifra de dinero a transportar es mas que importante, hable previamente con el gerente de la institución para que alquile un camión de caudales; el costo del alquiler es ínfimo comparado a la cifra transportada o el riesgo. No olvide que su policía esta apresta a colaborar para prevenir cualquier tipo de delitos. NO DUDE EN SOLICITAR NUESTRA AYUDA.

ü      Actuar con precaución si observa una disputa entre dos mujeres. Usualmente alguien lo llama indicándole algo, le arrojan algún líquido (mostaza, mayonesa o pintura) y le ensucian la ropa. Buscan distraerlo para hacerlo objeto de una sustracción.

No es nuestro deseo fomentar su paranoia, si Ud. no cree lo que exponemos aquí, verifique cuántos damnificados por día van a hacer denuncias por arrebatos y asaltos a la comisaría que corresponden a las zonas bancarias.

En lo posible lleve su dinero encima, «jamás dentro de un maletín o cartera».

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota