6 de noviembre de 2009 | Concordia.

CONCORDIA: Alarma por un falso casting para reclutar a jóvenes

Ofrecían trabajo en una estación de servicio
Ofrecían trabajo en una inexistente estación de GNC alejada de la Capital del Citrus. Una mamá temió que se tratara de una red de prostitución. La Policía dice que es una modalidad común para captar chicas, aunque “no en nuestra provincia”.
La preocupación de una mamá de Concordia puso al descubierto una posible maniobra para captar chicas para ser destinadas a redes de prostitución. Nelly contó que su hija concurrió a un casting – a raíz de un aviso que salió publicado en el diario local El Sol en la edición del domingo– en el que se requería chicas de entre 20 y 26 años para trabajar en una estación de servicio de Gas Natural Comprimido (GNC) que en 30 días iba a estar funcionando a 60 kilómetros de Concordia. Desde la Policía señalaron que esta modalidad para captar chicas es común, aunque señalaron que “no en nuestra provincia”.
La mamá, consultada sobre si sospechó que se trataba de una red de trata de personas, manifestó: “Espero equivocarme, espero equivocarme, pero todos los indicios apuntan a que sí”.
La mujer realizó la grave advertencia en el programa Zona 15 que se emite por LT 15 radio Concordia. Allí sostuvo que por averiguaciones propias pudo establecer que en el lugar donde se anunciaba que funcionaría la estación –el kilómetro 241 de la ruta nacional 14– no hay ninguna obra en construcción, ni siquiera movimientos de tierra. Desde la producción del programa se comunicaron con el Ente Regulador del Gas (Enargas) para confirmar si había algún proyecto presentado para la instalación de una estación en la zona y les informaron que no existía ninguno. Además agregaron que tampoco los hay para el amplio corredor de la ruta que comprende el trecho que separa Colón con Concordia.
Nelly contó que su hija llamó al teléfono que “se publicó en un anuncio de diario El Sol el domingo, en el que se convocaba a chicas de entre 20 y 26 años, con estudios secundarios, buena presencia para trabajar en una estación de servicios” y aclaró que el aviso prescribía “no mensajes”.
La mamá precisó que “la atendió un señor que, previo preguntarle algunos datos como la edad, la altura y las medidas, le concedió una entrevista de trabajo”. Lo que en un principio parecía una posibilidad de conseguir un empleo en épocas de escasez laboral comenzó a opacarse cuando hubo un cambio en el lugar de la entrevista. “Primero le dijo que la iba a entrevistar en un hotel y después le cambió el lugar y la cita a las 20.30 en un café ubicado en pleno centro de Concordia, frente a plaza 25 de Mayo”.
La preocupación de Nelly la llevó a acompañar a su hija, que concurrió con su currículum, pero tomó la precaución de quedarse alejada unos metros, desde donde ella podría observar sin ser vista. Según precisó, la entrevista duró unas dos horas, en las que el entrevistador le preguntó cosas personales y cuestiones nimias tales como un lugar donde “comer barato”.
La mujer sostuvo: “Como mamá me preocupo de mi hija, soy medio sabueso y me llamó la atención que averigüé que el señor decía que la estación iba a estar funcionando en 30 días a 60 kilómetros de Concordia. Fui y no había ninguna construcción para funcionar en 30 días como él decía”.
Nelly contó que realizó una denuncia en sede policial, donde comentó “todo esto, el aviso del diario y las características del señor que me dio mi hija y su nombre puesto que se hacía llamar Daniel”. La preocupación de la mujer la llevó a llamar al teléfono del aviso haciéndose pasar por una joven que necesitaba trabajo. “Me atendió y me dijo que lo llamara en media hora porque estaba entrevistando a cuatro señoritas más en el mismo lugar en donde había entrevistado a mi hija. Fui al lugar y no estaba”.
Contó que el hombre “le dijo que era muy simpática, alta, que les iban a proporcionar ropa deportiva, calzas y botas blancas como en la estaciones de servicios de Buenos Aires”, además de advertirle que “iban a demorar una hora en llegar al lugar de trabajo y otra en regresar, que ellos se iban a encargar del transporte y la comida, que iban a poder hacer horas extras. Todo eso le mencionó. Pero lo que me llamó la atención es que este hombre la siguió llamando, diciéndole que le pareció muy bonita, me llamó la atención y le ordené que no lo atienda más porque había algo más que un trabajo en una estación de servicios”.
En relación a la oferta salarial, Nelly resaltó que a su hija le ofrecieron “1.900 pesos en la mano más las horas extras que pudiera hacer”. Por último, la mujer recomendó a todas las mamás a que acompañen a sus hijas cuando salen a buscar trabajo y que extremen las medidas ante avisos que ofrecen trabajo sin precisar datos concretos.

Acá no
Victorino Borré, titular de la Dirección Trata de Personas de la Policía de la Provincia, reconoció que el hecho denunciado en la Capital del Citrus es “una forma muy común de captar chicas”, aunque aclaró que “no en nuestra provincia, en el norte del país es la más utilizada”. Ante la evidencia, reconoció que “con conocimiento nuestro no, pero puede ocurrir”. En ese sentido señaló que “es muy difícil de comprobar y no hay una legislación clara respecto a los avisos en los medios. Por eso es muy difícil prevenir”. Borré recomendó que “los papás y las mamás estén atentos e incluso acompañen a sus hijas a los casting”.
Respecto de la situación de la prostitución en Concordia, el efectivo señaló que “tiene una particularidad respecto del resto de la provincia, tiene mucha mano de obra local, la mayoría de las chicas son de la zona, no de otro lado. En Paraná no es común ver chicas de la ciudad, son de otras localidades o provincias”.  

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota