26 de julio de 2010 | Destacado, Provinciales.

Con una obra innovadora, restaurarán la Casa de la Cultura

Ampliarán y pondrán en valor la Casa de la Cultura de la provincia. Con una inversiónde casi 6 millones de pesos, el gobierno prevé concluir la obra en 365 días. El 10 de agosto se conocerán las ofertas. “Si bien es un anhelo de muchos años, fue fundamental la decisión del gobernador Sergio Urribarri para concretar la obra”, aseguró el subsecretario de Cultura, Roberto Romani, quien precisó que se construirán un auditorio, Salón de Usos Múltiplcasa de la culturaes, escenario con camarines y se colocarán rampas y ascensores, entre otras obras.

Al respecto, Romani aseguró que “la idea tiene muchos años, pero desde que asumió Sergio Urribarri esto empezó a concretarse porque se dieron los pasos definitivos para conseguir los fondos necesarios para restaurar esta casa y convertirla en un centro cultural de trascendencia. Si bien los sueños datan de muchos años, fue fundamental la decisión del gobernador para concretar esta obra”, remarcó.

En rigor, la obra se autorizó por Decreto Nº1496/10 del Ministerio de Planeamiento, Infraestructura y Servicios y la Subsecretaría de Arquitectura y Construcciones la dispuso a través del llamado a licitación pública N°31/10.

El llamado a licitación es para la provisión de materiales y mano de obra para ampliación, restauración y puesta en valor de la Casa de la Cultura, en Paraná. El presupuesto oficial asciende a 5.715.518,90 pesos y el sistema de contratación será mediante unidad de medida, provisión de materiales, mano de obra y precios unitarios. El plazo de ejecución establecido es 365 días corridos.

Un hecho relevante

“Para la Subsecretaría de Cultura la puesta en valor de este edificio es un hecho relevante, porque servirá de punto de referencia en la vida cultural de Paraná y la provincia, y es una de las mejores formas de festejar el bicentenario de la Patria”, estimó el subsecretario de Cultura, Roberto Romani.

Además, a criterio del titular de Cultura de la provincia esta puesta en valor replicará en el turismo, dado que “en Entre Ríos cada turista que viene se lleva una imagen de los lugares históricos, porque nuestras ciudades y pequeños pueblos están cargados de historia”.

“Si a estos eslabones de la historia le sumamos las huellas de pueblos originarios y las huellas de los pueblos inmigrantes, estamos en condiciones de sostener que nuestra provincia es una de las que mayores atractivos tienen en estos aspectos. El turismo cultural en Entre Ríos es muy importante”, aseguró finalmente.

Más y mejores servicios culturales

Por su parte, el director de la Casa de la Cultura, Gabriel Cosoy, precisó que la edificación data de 1870 y fue construida por Bernardo Rígoli, el mismo arquitecto que diseñó la Casa de Gobierno. “El tratamiento arquitectónica de esta casa fue bastante irregular. Muy pocas veces se han podido hacer obras de magnitud para su cuidado; pero al comienzo de su gestión, el gobernador Sergio Urribarri tomó el compromiso de llevar adelante una obra innovadora que respete el patrimonio arquitectónica de la casa, además de construir un auditorio en el que puedan desarrollarse diversas actividades”, precisó.

Cosoy subrayó que “la idea de la refuncionalización la Casa de Cultura es poder brindar más y mejores servicios culturales” y consideró que “esta puesta en valor impactará en la comunidad paranaenses porque hay un déficit notable de espacios dedicados a la muestra de actividades artísticas culturales en la ciudad”. Se refirió también a la preservación del patrimonio histórico arquitectónica de Paraná al sostener que “es una de las pocas casas de dos plantas creadas en el siglo XIX que se mantiene en pie. Con esta obra, será posible que las futuras generaciones conozcan cómo vivían los viejos entrerrianos en esta ciudad”.

Por último, el funcionario destacó “la incorporación definitiva de la Casa de la Cultura al circuito turístico de la ciudad de Paraná porque al ser refaccionada podrá constituirse como un museo temático respecto a cómo eran las casas en 1870, por ejemplo”.

Proyecto importante

Por otro lado, dentro de la Subsecretaría de Arquitectura y Construcciones, el responsable del proyecto fue el arquitecto Rubén Castello, quien definió la propuesta como “uno de los proyectos más importantes que tendrá la ciudad y la provincia porque se pondrá en valor una obra de gran relevancia constructiva y representatividad cultural”.

“La idea arquitectónica del proyecto completa el trabajo que se viene realizando en ese predio y la propuesta es fiel reflejo de las necesidades de predio. El proyecto está dividido en dos intervenciones: una que comprenderá la obra nueva; y la otra que contemplará la puesta en valor y restauración del edificio histórico. Ambas intervenciones se harán en los 365 días que prevé el proyecto”, acotó el técnico.

Además, Castello explicó que el proyecto prevé obras que hagan accesible el lugar. En ese sentido, indicó que “en el nuevo ingreso que se hará por calle 9 de Julio, se dispondrán rampas de acceso para llegar a un hall principal en el que estarán ubicados los ascensores que permiten el traslado a los diversos niveles del edificio, tanto de la parte nueva como de la original”.

Detalles

De acuerdo a la memoria descriptiva del proyecto, “el edificio original dispone de ingresos diferenciados, y sobre calle 9 de Julio se propone la ampliación del edificio. Se hará un ingreso de público a través de una plaza seca con fin de generar un quiebre entre la edificación original y la ampliación. Será un espacio convocante que concluirá en un atrio semicubierto de ingreso a la Sala Auditorio y al complejo cultural mismo”.

Se indica también que “desde el hall de distribución se plantean las conexiones entre el edificio original y la ampliación, en sentido vertical y horizontal. Con esta premisa se reforzará la idea de generar un sólo ingreso habilitado al público por calle 9 de Julio, y un ingreso administrativo por calle Carbó. El ingreso de esquina sería utilizado por el Centro de Artesanos, actividad que cohabita el edificio”.

“En planta baja se encuentran los locales que albergarían funciones de Sala de Auditorio con capacidad para 125 personas sentadas, depósitos generales y camarines, oficinas, sanitarios y circulaciones verticales”. En tanto, en el sector de la casa original, “se plantea la demolición de locales sobre el patio con el fin de ampliarlo -ya que estos no serían parte de la construcción original- para recuperar el recorrido original de la galería que cierra dicho patio tanto en planta baja como en la planta alta”, se especifica en la memoria.

Además “del Centro de Artesanos, se prevé una oficina de información sobre el ingreso administrativo; y en el patio principal se ubicará un escenario de tipo fijo para ser utilizado como tal, además del servicio de buffet que se plantea en la vinculación entre la ampliación y el sector original”.

También se propone un sector de oficinas en entrepiso entre la planta alta y la baja, los cuales estarían destinados a la administración general del complejo. Este entrepiso contará con servicios sanitarios para ambos sexos.

Finamente, en la planta alta se ubicarán oficinas administrativas y un Salón de Usos Múltiples con capacidad para 70 personas. La planta alta del edificio original se adecuó para albergar muestras o exposiciones de artes plásticas, dejando dos espacios como se encontraron al momento de la propuesta: la última habitación que tiene el tratamiento original de revestimiento en paredes y el piso original y la escalera sobre el ingreso de calle Carbó, las cuales quedarían en carácter de testimoniales”, se señala por último.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota