2 de junio de 2010 | Concordia.

Comienza el juicio por el caso Bressan

Tras haberse otorgado un período de tiempo razonable, que fuera solicitado por el Dr. Diego Lascurain, nuevo abogado defensor del imputado, se fijó para hoy 2 de junio a las 08.30 de la mañana, el inicio del debate a puertas cerradas, en el que deberá determinarse si el acusado, “M” que hoy tiene 20 años, es el autor material del homicidio de su padre, el ex secretario del Juzgado Miguel Bressán (45), de su medio hermano Facundo (2), y de la delegada judicial Maria Celia Taleb, esposa del Bressán. De ser hallado responsable del hecho, deberá determinarse el grado de responsabilidad penal que le compete y si le compete o no, otorgar una pena. Cabe aclarar, que pese a que el acusado ya supera los 18 años, el juicio se realizará en el Juzgado de Menores, por cuanto “M” era menor cuando ocurrió el hecho que se le reprocha.

Cumpliendo con todas las disposiciones que exige la ley, el juicio se desarrollará en las dependencias del Juzgado de Menores Nº 1 a cargo del Juez Raúl Tomaselli, y a puertas cerradas, ya que si bien el imputado es mayor de 18 años, los hechos que se ventilarán, refieren acontecimientos acaecidos cuando el acusado era menor de edad. “M” permaneció alojado durante aproximadamente un año en una institución psiquiátrica en Paraná, y luego se le otorgó el permiso de mudarse a la casa quinta de un pastor de la congregación religiosa a la que pertenece, en tanto alternaba las tareas diarias con sus estudios de derecho en la Universidad del Litoral. Cabe aclarar que el régimen penal para menores, estipula este tipo de medidas tutelares, y seguimiento psicológico del imputado, al menos durante un año, antes de arribar a la etapa de juicio. En el que cabe aclarar, la Fiscalía no podrá pedir la pena de prisión perpetua, ya que está prohibida para menores.

EL HECHO

El 19 de noviembre de 2007, fue lunes y en el edificio de tribunales de calle Mitre, la actividad comenzó cerca de las 07.30 como era habitual; poco a poco los empleados y funcionarios fueron llegando, y las oficinas se fueron abriendo, pero algo inusual, al principio no más que eso, llamaría la atención de los funcionarios, y destaparía un trágico hecho, que más tarde, conmocionaría al País.
Esa mañana, no habían ido a trabajar ni el secretario del Juzgado de Instrucción Nº 2, Miguel Bressán, ni su esposa, la delegada Judicial María Celia Taleb. Desde hora temprana, luego de que el teléfono de la casa de calle 25 de Mayo y Quintana, propiedad del matrimonio, sonara y sonara, sin respuesta, al igual que sus aparatos de telefonía celular, y de haber corroborado que no había nadie en la vivienda, el Juzgado ordenó al destacamento policial de Colonia Yeruá, pasar por la casa de campo, que los funcionarios tenían en esa zona, a unos 5 kilómetros de casa Ruta Nacional 14.

Cuando el uniformado llegó a la finca, halló la tranquera cerrada, y en el fondo de la vivienda, los cuerpos sin vida de Bressán, Taleb, y Facundo, el hijo de ambos de solo 2 años. Los tres cuerpos presentaban disparos de arma de fuego, que luego se determinaría, fueron ejecutados con dos armas de distinto calibre; las dos serían propiedad del secretario de Juzgado y una de ellas en particular, era un arma secuestrada por la justicia, como evidencia en una causa.

El Sol

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota