8 de febrero de 2010 | Destacado, Provinciales.

Comer un asado cuesta más caro

PARANÁ . Hay estimaciones que dan cuenta que el precio de la carne creció un 90 % entre octubre y febrero CARNE_VACUNA-3f9aa

Carniceros advierten que merma la venta ante lo oneroso de poder adquirir los productos para la típica comida argentina. Hay locales donde se ofrecía el kilo a 26,7 pesos. En otros, los valores rondaban entre 23 y 24 pesos. A esos montos, se contraponen los costos vigentes hasta hace poco: entre 14 y 18 pesos el kilo. Titulares de comercios consultados por EL DIARIO coincidieron en que los valores han venido subiendo en forma sostenida y atribuyeron la tendencia a la escasez de animales vacunos.

En unos 70 pesos podría ubicarse la suma necesaria para preparar un asado modesto –con ensaladas, pan y vino– para cuatro personas. El número es sólo una estimación –con variaciones según las características de los productos elegidos– que busca orientar sobre cuánto cuesta degustar una de las comidas típicas. El grueso del monto se basa en el precio de la carne, que últimamente está en una escalada que parece no dar respiro. Esa es, al menos, la sensación que transmitieron los carniceros con los que dialogó esta Hoja, quienes coincidieron en remarcar que se han producidos aumentos notorios en los últimos meses y que, a juzgas por la gente del rubro, la tendencia seguirá en alza. Es que, según calcularon, la carne acumula, desde noviembre hasta ahora, incrementos del orden de entre el 45 % y el 50 % y atribuyeron las variaciones a lo que ya se viene reiterando desde distintos sectores: la escasez de animales vacunos. Así las cosas, y para continuar con la idea inicial, dos kilos de asado rondan los 50 pesos, a lo que hay que sumarle el costo de la bebida –vino y/o gaseosa–, el pan, las ensaladas y la leña.

EVOLUCIÓN. Cada titular de local consultado tiene sus registros propios, aunque todos dan cuenta de lo mismo: una suba notable de precios. Por ejemplo, Roberto, un carnicero de la zona céntrica informó que desde octubre, la carne que le deja el distribuidor subió casi un 90 %. Y pasó a dar números: en octubre pagaba 7,10 pesos el kilo de la media res; mientras que ahora, el precio que abonó el viernes llegó a 13,50 pesos por kilo. Esa variación se traduce así para el público: 16 pesos el kilo de asado costaba hace cuatros meses contra 24 pesos el kilo de carne de ternera o 20 el de novillo hoy. En esa carnicería, el kilo de pulpa especial costaba el sábado 24 pesos. La suba en porcentaje entre los dos primeros precios (16 y 24 pesos) asciende al 50%. “La gente se queja y compra menos que antes, porque el bolsillo no le da”, explicó el titular del local.

SUBAS ESCALONADAS. “Desde la primera semana de enero (la carne) ha venido subiendo entre dos y tres veces por semana”, apunta otro comerciante del rubro, que también lleva sus registros: “En noviembre, el kilo de res se pagaba 8,20 pesos y hoy está a 13 pesos”. El responsable del comercio aclaró que los precios corresponden a reses de entre 80 y 90 kilos, de ternera o novillito. Así las cosas, concluyó que los incrementos rondan entre un 45% y un 50%. En ese negocio, el kilo de asado costaba 23 pesos –antes se vendía a 15 pesos– y el de pulpa, 26 pesos. “Aumentó un montón y va a seguir subiendo porque no hay animales”, pronosticó. En tanto, el dueño de una casa ubicada en el microcentro coincidió en que los precios han sufrido fuertes subas –“hay que calcular un aumento del 40% en los últimos meses”, dijo–, e informó que en su negoció el kilo de asado se vende a 26.70 pesos, precio que justificó también en la calidad de la carne. El precio anterior de referencia era de 18 pesos, ilustró. Las últimas noticias dieron cuenta de un creciente aumento del precio de la hacienda en pie. Según un informe de la Cámara de la Industria y Comercio de Carne y Derivados (Ciccra), los precios subieron un 20% en lo que va de 2010. En una nota publicada por esta Hoja el sábado, desde el sector se justificó la estampida en que “la falta de oferta tracciona los precios”. Según la entidad, la situación no hace otra cosa que dejar a la luz el “fracaso de la estrategia oficial de control de precios de la carne vacuna”.

Estiman que habrá más subas

A LA PAR DE LA EVOLUCIÓN del precio de la carne, hay quienes pronostican una situación parecida para los productos lácteos. Es más, según el almacenero Antoñio Bluotto, los quesos cremosos ya registran aumentos notorios: “Hace quince días, valía 12 pesos un kilo cremoso, hoy cuesta entre 18 y 20 pesos”. Dijo que había dificultades para abastecerse de dulce de leche y tampoco conseguía azúcar. En cuanto a la carne y a la leche, Bluotto se preguntó por la conformación de precios que termina abonando el consumidor, pues indicó que hay una brecha entre los valores que recibe el productor y lo que termina abonando la gente.

Esta semana habría controles

DESDE LA DIRECCIÓN MUNICIPAL DE DEFENSA DEL CONSUMIDOR se informó que esta semana comenzará un relevamiento por los comercios locales tendiente a trazar una curva de evolución de los precios de la carne. Así lo informó a EL DIARIO el titular de la repartición, Mario Veloz.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota