26 de octubre de 2009 | Concordia.

Centenares de concordienses sin techo

Un rápido panorama de los efectos del temporal en los barrios de Concordia, arrojó resultados desoladores, los afectados fueron centenares o miles, todavía no hay un relevamiento total. Se contactaron a los dirigentes vecinales, a quienes acudieron –en primera instancia- los damnificados por el fenómeno que asoló la ciudad, pero el desastre era de tal magnitud que no hubo una respuesta ni inmediata ni satisfactoria para ellos.Los vecinalistas se quejaron airadamente de la demora en atender los reclamos, sin pensar –quizás- que la cantidad de pedidos superaba ampliamente la capacidad de respuesta del Estado.

La recorrida por una docena de barrios, todos afectados por el temporal, deja el siguiente saldo El primero fue el asentamiento “Las Palme-ritas”, ubicado en barrio Constitución Este, allí Jaime Cisneros, aseguró que más de setenta familias fueron afectadas por el vendaval de viento y agua que comenzó cerca de las dos de la mañana de este sábado. “Estamos sin dormir, estamos impotentes, por lo que está pasando y los vecinos no saben dónde van a dormir esta noche, por que sus techos se volaron y las cosas se han mojado mucho” dijo Cineros. El dirigente vecinal, acusó que “nadie se hizo presente” de los funcionarios locales y agregó que esto se debe sin lugar a dudas a la falta de la construcción de las viviendas que ya están adjudicadas y hasta ahora no hay noticias de cuándo empiezan.

CONCORDIA I: El barrio Concordia I, fue otro de los lugares afectados en la ciudad. Su presidente barrial aseguró que varias fueron las viviendas afectadas y aseguró que desde Acción Social y desde Defensa Civil, no se previó que esto puede ocurrir, “podrían tener previsto ayuda para la gente ante un hecho de esta magnitud, es increíble que no haya ayuda” sostuvo el dirigente, en la mañana de ayer.

FATIMA II: Cuanto más al oeste el móvil se dirigía, más inconvenientes y pedidos de ayuda se encontraban. El barrio Fátima II, no fue la excepción, Sandra Schiro, presidente de la Comisión vecinal relató los graves inconvenientes que se produjeron allí, donde no sólo las casas precarias fueron afectadas, sino también casas de material. “Tenemos bronca y desde las tres de la mañana, a la gente se le mojó todo, la gente se quedó sin nada y el Municipio pidió que se haga un censo, cuando te podría decir que el 90 % de los vecinos están afectados, esto tendría que estar previsto” aseguró la mujer. Además destacó que cerca de 80 familias son las afectadas, por ende más de 300 personas son las que están con problemas, con sólo recorrer el barrio se puede ver la gravísima problemática, “la gente no puede esperar, hay que actuar rápido”, sostuvo. Además anunció que a las 20:30 se haría una olla popular para poder ayudar a aquellos que no les quedó nada.

SIEMPRE…”EL SILENCIO” También en “El Silencio” la situación era catastrófica, Cristina Repetto, presidente del barrio, hizo una recorrida y se encontró con un grave problema, un árbol de eucalipto cayó sobre la casa del señor Palabro, “hay cerca de 50 familias sin techo acá en el barrio, además de aquellas personas que se les mojó todo” aseguró. Reiteró el pedido a la Municipalidad, para que la gente pueda pasar una noche digna, porque “sumado a las voladuras de techos, hay mucha gente que hoy no tiene ni para comer”, aseguró.TEMPORAL2-

ASENTAMIENTO “LOS EUCALIPTOS” Uno de los lugares sin lugar a dudas, más afectados por la tormenta, fue el asentamiento “Los Eucaliptos”, que recibe su nombre por estos árboles, ubicados en la zona de Teniente Ibáñez y 2 de Abril, los cuales les jugaron una mala pasada a los vecinos, ya que dos grandes ejemplares cayeron y destrozaron todo a su paso. Los lugareños, aseguraron que en el momento de la tormenta, muchos tuvieron que meterse debajo de la cama para poder evitar que la caída de ramas los golpeasen. De milagro no hubo heridos de consideración, pero sí cerca de 52 viviendas quedaron muy afectadas por el vendaval. Lógicamente los vecinos pidieron entre otras cosas, que primero solucionen el problema de los árboles, ya que habían pedido en reiteradas oportunidades que los corten, pero –aseguraron- “nadie nos hizo caso”, también pidieron casillas para poder reemplazar a aquellas que directamente fueron derribadas por la caída de los pesados árboles.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota