28 de noviembre de 2012 | Concordia, Provinciales.

Causa Harguindeguy: Pedirán prisión efectiva y cárcel común para represores imputados

Se inician los alegatos por los crímenes de lesa humanidad que se cometieron en la costa del Uruguay. La querella pedirá penas de prisión efectiva, en cárcel común para los acusados de los hechos ocurridos en el último proceso militar.

Este miércoles se inician los alegatos por los crímenes de lesa humanidad que se cometieron en la costa del Uruguay. Al respecto el abogado Guillermo Mulet adelantó que los querellantes pedirán penas de prisión efectiva y de cumplimiento en cárcel común para los represores acusados de los hechos ocurridos en el último proceso militar. El letrado dijo que la preparación de los alegatos es una tarea que ha demandado mucho tiempo a las partes involucradas en el caso y que ahora espera «con expectativa que los acusados sean condenados».
«Nosotros vamos a pedir pena efectiva de prisión y cárcel común», adelantó Mulet en declaraciones a LT 14. Hay que recordar que hasta el momento la totalidad de los imputados tiene prisión domiciliaria y en el caso de Santiago Kelly del Moral, se encuentra excarcelado.

Los juzgados son Francisco Crescenzo, Julio César Rodríguez (policías federales), Juan Miguel Valentino, Naldo Miguel Dasso, Santiago Carlos Kelly del Moral (militares), Marcelo Alfredo Pérez y Juan Carlos Mondragón (policías provinciales). Entre los procesados también se encontraban el exministro del Interior Albano Harguindeguy, fallecido el 29 de octubre, y el excomandante del Cuerpo de Ejército II Ramón Genaro Díaz Bessone, separado del proceso por enfermedad.
Sobre Harguindeguy, Mulet recordó que «va a ser sobreseído por la muerte, no por que no tenga responsabilidad en los hechos». También precisó que la suspensión del proceso para Díaz Bessone fue recurrida por las querellas y la Fiscalía.

Los procesados son acusados de los delitos de allanamiento ilegal, privación ilegítima de la libertad, torturas, asociación ilícita agravada y las desapariciones forzadas de Sixto Zalasar, Julio Solaga, Norma González y Oscar Dezorzi.
No pudo ser juzgado el policía federal José Darío Mazzaferri por encontrarse prófugo desde mayo de 2009. Por datos de su paradero se pide una recompensa de 200.000 pesos.

Cronograma

Tal como definió en su oportunidad el Tribunal Oral Federal de Paraná, este miércoles a las 10 de la mañana comenzarán las audiencias de alegatos en el juicio por delitos de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura cívico-militar en la costa oriental entrerriana.
Miércoles y jueves se realizarán las exposiciones de las querellas. Luego será el turno del Ministerio Público Fiscal -miércoles 5 y jueves 6 de diciembre- y finalmente de las defensas -el miércoles 12.

El tribunal, integrado por los jueces Lilia Carnero, Roberto Lopez Arango y Noemí Marta Berros, finalizó la semana pasada con las testimoniales y tomó indagatorias a los acusados que decidieron declarar: los exmilitares Juan Miguel Valentino y Naldo Miguel Dasso y el expolicía federal Julio César «Moscardón Verde» Rodríguez. Los represores no aceptaron responder preguntas, negaron tener responsabilidad en los delitos investigados, dijeron haber cumplido órdenes superiores -amparándose en la anulada obediencia debida- y no aportaron dato alguno sobre el destino de los desaparecidos.
Durante el desarrollo del juicio el tribunal inspeccionó los sitios que funcionaron como centros clandestinos de detención y/o torturas: la Delegación Concepción del Uruguay de la Policía Federal Argentina, la Jefatura Departamental de Policía de Concordia, el Regimiento de Caballería de Tanques 6 Blandengues de la misma ciudad -incluido el campo de deportes del Donovan Polo Club-, la Unidad Penal N° 2 de Gualeguaychú y el Regimiento de Caballería de Tanques 12 de la esa localidad.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota