1 de agosto de 2014 | Destacado, Provinciales.

Casaretto reveló que se encontró en ATER documentación que se fraguó para cometer el desfalco con empresas denunciadas

_casasereEl titular de la Administradora dijo que aparecieron resoluciones ministeriales que se recortaban y armaban para hacer las compensaciones.

El titular de Administradora Tributaria de Entre Ríos (ATER), Marcelo Casaretto, informó que se encontró documentación que se fraguó para cometer el desfalco con empresas denunciadas. Según detalló, “había documentos que estaban recortados en la parte del número de resolución y la firma del ministro de Economía, Diego Valiero, con lo que se armaba una especie de collage, que luego era fotocopiado y entregado a las empresas a las que se le realizaban las compensaciones”. El funcionario provincial indicó además que este viernes se realizará una nueva denuncia en la Justicia, que abarca un tercer período de los años 2003 a 2007, que involucra a 138 empresas y presenta un fraude por 8 millones de pesos.

Casaretto informó que “se siguen encontrando más elementos para presentar en la Justicia. Primero se presentó una denuncia que abarcó los años 2012 a 2014, por lo que se están tomando indagatorias y ya declararon cinco de las 65 empresas involucradas. Luego se presentó una segunda denuncia con más elementos, donde se involucran 141 empresas, aunque se repiten algunas de la denuncia anterior. Y hoy estaremos presentando una tercera parte, que es del período 2003 a 2007, e involucra a 138 empresas por un fraude de 8 millones de pesos. Además seguimos trabajando con el período cuarto, que en las próximas semanas sumaremos más pruebas para poder hacer la presentación correspondiente”.

En cuanto a los millones defraudados en ATER, detalló que en “el primer período investigado, la suma asciende a 17 millones, a 20 en el segundo período y a 8 en el tercero, todo eso es en pesos a valores históricos”.

Contó además que el ex funcionario Darío Barreto, a quien le realizaron un allanamiento en su vivienda, “estuvo en ATER hasta que llegué yo y a partir de ahí, nombré a otras autoridades y él ahora es secretario de Gobierno de la Municipalidad de San Salvador”.

En ese sentido, remarcó: “Hay una clara operatoria de las empresas que se hicieron en los distintos gobiernos. Nosotros nos encontramos ayer con una sorpresa, porque la jefa de mesa de entrada, que pusimos transitoriamente a cargo, se encontró con una caja con documentación adulterada. En una había resoluciones ministeriales firmadas por Valiero que estaban recordadas en la firma y el número de resolución, entonces lo que hacían era tipear resoluciones truchas, sacarles fotocopia con los datos adulterados y se las entregaban como comprobantes a las empresas. Hoy vamos a estar entregando a la justicia todo esto”.

Más adelante indicó: “Apenas me enteré de esto, lo llamé al fiscal y lo puse al tanto. Estos tipos de trámites se iniciaban con una nota que era firmada por el contribuyente donde solicitaba compensar deudas de créditos fiscales de proveedores, pero nunca se adjuntaba la copia de la compra de crédito fiscal, ni ningún comprobante, remito o factura. Junto a esa nota se adjuntaban la declaraciones juradas de impuestos de quien pretendía compensar y a partir de esa hoja, Daniel Abelardo Gaggion (imputado por el fraude) comenzaba a hacerse la compensación trucha, que era firmada por la jefa de Despacho, Estrella Martínez de Yankelevich”.

“Estos son los papeles que algunos contribuyentes están presentando en la sede judicial. Porque la empresa pedía la compensación y se la daban, está la constancia del trámite, pero no es real. Esto demuestra que había claro conocimiento de las empresas de lo cómo era la operatoria. La teoría de que había un hacker se cayó, ya que empezamos a encontrar papeles físicos. Las empresas pagaban para que estos empleados le borraran las deudas. Son papeles que tienen entre seis y ocho años”, detalló en declaraciones al programa A quien corresponda (Radio De la Plaza).

Asimismo, manifestó: “El modus operandi es de los mismos empleados y da cuenta de que ellos borraban las deudas a las empresas que se bonificaban con esta operatoria. Ahora han aparecido declarando pocas empresas, pero después van a aparecer todos y seguramente se conocerá un poco más de esta trama”.

Por otra parte, Casaretto se refirió a la deuda argentina y contó que “esto es algo que viene desde hace mucho tiempo y naturalmente en el última negociación que fue con los canjes de 2005 y 2010 se consiguó una adhesión del 93 por ciento. En un su momento se sometió a la jurisdicción de Nueva York para poder negociar esta deuda y la colocación de bonos, pero es un tema extremadamente complejo, así que esperamos que se resuelva positivamente para la Argentina. El gobierno ya ha ido solucionando diferentes deudas, que le permitirían acceder a los mercados internacionales y recomponer las reservas”.

“Cuando vos tenés una situación tan complicada como la de Argentina con una deuda que acepta canjear el 93 por ciento y el fallo prioriza al 7 por ciento que no quiere acordar”, finalizó.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota