q
31 de agosto de 2011 | Destacado, Nacionales.

Candela fue encontrada sin vida

candelaEl cuerpo fue hallado en la intersección entre la colectora del Acceso Oeste y la calle Cellini, a 30 cuadras del lugar donde desapareció Candela Rodríguez el lunes pasado. Su madre, Carola Labrador, hace dos días había recibido un mensaje extorsivo, en el que le aseguraban que «ahora sí que no la van a encontrar». Habría sido asesinada hace tres días. Los organizadores de «48 horas por Candela», entre otros, Juan Carr, y el actor Ricardo Darín, reconocieron su confusión frente a la noticia y anunciaron «una convocatoria ciudadana, no partidaria», que precisarán mañana, para que «estas cosas no vuelvan a ocurrir». Darín admitió que la movilización de las figuras del espectáculo «fue un fracaso: es muy difícil luchar contra las sombras».

El fiscal que encabeza la investigación, Marcelo Tavolaro, se encuentra en el lugar para participar del procedimiento, que fue ordenado tras conocerse nuevos datos vinculados con la causa. El gobernador Daniel Scioli y el ministro de Seguridad y Justicia provincial, Ricardo Casal, llegaron al lugar en helicóptero. El cuerpo habría sido arrojado en el lugar del hallazgo alrededor del mediodía.

El lunes 22, Candela Sol Rodríguez, había sido vista en el partido de Hurlingham en la esquina de Bustamante y Coraceros, donde esperaba a sus amigas para ir a una reunión de scouts en la parroquia San Pablo Apóstol. Entonces, una vecina escuchó una frenada y un grito. Por lo que se supuso que la niña habría sido secuestrada. Una de las pistas que la fiscalía seguía estaba relacionaba con el padre de Candela, que cumple una condena de tres años en el penal de Magdalena por participar de un delito que se conoce como “piratería del asfalto”. “Esto es un vuelto”, le habrían dicho al padre de Candela en la cárcel, según aseguraron a Página/12 fuentes de la investigación. Desde entonces, la madre de la niña, Carola Labrador, no tuvo dudas de que a su hija se la habían “robado”. La mujer movió cielo y tierra en los últimos días. “No duermo”, afirmó una y otra vez en movilizaciones o ante cámaras a la vez que sostenía la foto de su hija.

Los operativos de búsqueda fueron llevados adelante por la Policía Federal y Metropolitana, Interpol, Gendarmería, Prefectura, Policía de Seguridad Aeroportuaria y Migraciones, además de la colaboración de más de 45 organizaciones no gubernamentales y organismos nacionales como la secretaría de Inteligencia nacional y Secretaría de Búsqueda de Personas Desaparecidas. Hospitales y clínicas, bomberos voluntarios, Defensa Civil bonaerense y dependencias municipales también colaboraron en la incesante investigación.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota