3 de febrero de 2011 | Destacado, Provinciales.

Busti provincializa su campaña electoral

busti_cdiaLas dificultades que el Peronismo Federal afronta en el orden nacional para definir un candidato competitivo a la presidencia de la Nación, han llevado al candidato a la gobernación por esa fuerza, Jorge Busti, a provincializar su campaña.

«Nunca necesité prenderme de una candidatura nacional para ser gobernador», sostuvo el tres veces gobernador de Entre Ríos, que ha venido acompañando al ex presidente Eduardo Duhalde, aunque también recibió en su momento al gobernador se Chubut, Mario Das Neves; en diciembre compartió en Paraná un acto con el gobernador ade San Luis, Alberto Rodríguez Saá y en 2009 hizo lo propio con el diputado Felipe Solá.
No obstante, de los cuatro presidenciables del peronismo no kirchnerista, Busti ha tenido un mayor acercamiento a Duhalde, con quien compartió, por ejemplo, su relanzamiento como postulante a la presidencia en un acto que realizó en Concepción del Uruguay en noviembre, en medio de ese período de incertidumbre sobre el futuro del peronismo que abrió la muerte del ex presidente Néstor Kirchner, a fines de octubre.
Aquella vez ya resultó llamativo el segundo lugar que la prensa de Busti le dio al ex presidente en las imágenes que envió a los medios del acto. Y el viernes pasado, cuando Busti formalizó su lanzamiento en Concordia, no hubo menciones a Duhalde.
Ahora, directamente marcó una clara distancia: «Le hice tres actos masivos el año pasado a Duhalde y creo que le he demostrado mi afecto y mi reconocimiento, pero ahora lo que estamos jugando es mi candidatura», dijo ayer.
Mientras en el oficialismo ya nadie pone en dudas que las elecciones provinciales se harán en forma conjunta con las nacionales -debido al arrastre que supone llevar a Cristina en la boleta-, Busti reconoce que su situación es inversa. Y parece dispuesto a correr el riesgo.
«Nunca necesité prenderme de una candidatura nacional para ser gobernador», insistió y recordó: «Cuando gané en el ’87 no había presidente del justicialismo; la segunda, en el ’95, no formaba parte del círculo íntimo de (Carlos) Menem; y en la tercera, en el año 2003, (Néstor) Kirchner ya era presidente y yo lo enfrenté sólo a (Sergio) Varisco».
«Siempre afronté las cosas así, con mis ideas y mi convicción como militante peronista», afirmó y se distanció de la interna del Peronismo Federal a nivel nacional al destacar que esa contienda deberán «resolverla aquellos que quieren ser candidatos a presidente».
De cualquier modo consideró que es muy temprano para imaginar el escenario de octubre. «Es todo muy relativo lo que va a pasar de aquí en adelante», señaló y recordó la derrota de Néstor Kirchner ante Francisco de Narváez en la provincia de Buenos Aires en 2009, cuando «todos decían lo contrario».

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota