17 de diciembre de 2009 | Provinciales.

Asesinaron y quemaron a una anciana y su nieto

Ayer informábamos que dos personas mueren en un incendio en la ciudad de Concepción del Uruguay. Sin embargo, luego de las investigaciones llevadas a cabo por la Policía, se constató que la anciana identificada como Nélly Marta Akrich, de 88 años y Adrián Rivero, de 23 años, presentaba 17 puñaladas y su abuela 7. Luego del crimen, el o los autores incendiaron la habitación. Acerca del doble crimen la jueza María Cristina Calveyra, sostuvo que se trató de “un homicidio con mucha saña” y agregó que lo ocurrido no es ni más ni menos que “un delito aberrante”.

En la madrugada de ayer, alrededor de las 6, se escucharon insistentemente las sirenas de bomberos en el centro de la ciudad. Se dirigían a un incendio luego de que los vecinos de una casa ubicada en Ameghino 31, entre Galarza y 9 de Julio, dieran aviso de un posible siniestro. Los efectivos abrieron una de las ventanas de la casa y al comenzar a combatir las llamas se encontraron con dos cadáveres, los cuales presentaban quemaduras por lo que en un primer momento se creyó que habían perecido como consecuencia del incendio. Pero al observar detenidamente los cuerpos se hallaron decenas de puñaladas. A partir de esto se comenzó con la investigación de la muerte violenta de las dos personas.
Las víctimas fueron identificadas como Nélly Marta Akrich, de 88 años y Adrián Rivero, de 23. Más tarde la autopsia reveló que el cuerpo del joven presentaba 17 puñaladas y su abuela 7.
El tétrico cuadro sorprendió a los bomberos que trabajaron en el lugar y sacudió con violencia la inestable y lluviosa mañana concepcionera. En el lugar intervino personal policial y autoridades judiciales, que comenzaron con las actuaciones de rigor. Los efectivos de la fuerza delimitaron la zona del crimen y se durante varias horas estuvo cortada calle Ameghino.
Al conocer las características del hecho, la encargada del Juzgado de Instrucción Nº1, María Cristina Calveyra, ordenó el secreto de sumario por lo que la causa se maneja bajo un estricto hermetismo. Dada la gravedad de los hechos, se solicitó la intervención de personal policial especializado de Paraná. Forenses, efectivos de investigaciones y bomberos de la capital provincial llegaron a primeras horas de la mañana de ayer para colaborar con las autoridades locales.
Los forenses comenzaron a realizar las autopsias, alrededor de las 8.30 y finalizaron pasadas las 13, tras lo cual la Justicia ordenó la entrega de los cuerpos a sus familiares.

“Un delito aberrante”
Acerca del doble crimen la jueza Calveyra, sostuvo que se trató de “un homicidio con mucha saña” y agregó que lo ocurrido no es ni más ni menos que “un delito aberrante”.
La magistrada se mostró apenada como convecina y por conocer a las víctimas del violento hecho, además solicitó la colaboración de todos los que puedan aportar algún dato, para llegar a las personas que cometieron el crimen.
Calveyra también confirmó que la casa no tenía cerraduras forzadas, por eso se está investigando el entorno, ya que en la casa vivía una anciana, solo con su nieto, pero a la casa concurría una persona que los asistía y amigos del joven.
La causa estaría caratulada como doble homicidio agravado por alevosía y ensañamiento, con el concurso real de dos o más personas

Allanamientos
En la tarde de ayer se observaba un intenso movimiento policial, ya que se estaban realizaron diversos allanamientos en torno al caso. Es que el doble homicidio de la mujer y su nieto llega como un duro golpe a la complicada situación de la seguridad en la ciudad. Desde las primeras horas de ayer Gerardo Losada y Julio Brumatti, jefe y subjefe de la Departamental Uruguay, se encargaron de delinear las tareas investigativas aunque hasta las últimas horas de ayer no había datos acerca de los posibles autores del hecho.
Al cierre de esta edición se conoció la noticia de que se había demorado a varias personas para ser interrogadas. Los móviles policiales trasladaron a varios sujetos que más tarde fueron puestos en libertad.
Varios de estos allanamientos se registraron en la zona céntrica, no muy lejos de donde ocurrió el crimen, en calle Carosini al 200. Al parecer estos procedimientos seguían la hipótesis de que el móvil del asesinato había sido pasional. El hecho más saliente de estos operativos fue la detención de un joven que fue trasladado hastCOMIONETAa la comisaría para ser interrogado. Según estas versiones el crimen habría sido el final de una pelea por una joven.
No obstante, esta versión circulo como una de las más firmes hasta el momento pero será la Justicia la que deberá determinar cuales son los fundamentos de estas sospechas.

Más dudas
que certezas
Por el momento los investigadores no descartan ninguna hipótesis, se desconoce si él o los delincuentes sustrajeron elementos de valor o efectivo de la vivienda. El círculo íntimo de las víctimas ya comenzó a ser investigado pero por el momento nada parece dar una explicación a la saña con la que se asesinó a Akrich y Rivero.

Nelly Akrich, una jubilada docente
Nelly Akrich, integra una tradicional familia de Concepción del Uruguay, vivía en el lugar del hecho desde hace dos años y tenía dificultades para caminar. En la vivienda trabajaban dos mujeres en los quehaceres diarios, a quienes la policía también interrogó. Su nieto habría ido a vivir con ella por problemas de convivencia sus padres, según señalaron vecinos. A la anciana asesinada, se la veía siempre asomada en una ventana a la calle. Akrich era jubilada docente, en su currícula data el hecho de haber enseñado en escuelas de Federal y nuestra ciudad, donde se desempeñó como directiva de la Escuela Nº 92 Tucumán.
Su nieto cursaba la carrera de Acompañante Terapéutico en el Profesorado de Psicología de la Universidad Autónoma de Entre Ríos.
Por estricto pedido familiar no se realizó velatorio, y los cuerpos fueron sepultados ayer a la tarde en el cementerio local.

Fuente: La Prensa Federal

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota