6 de abril de 2010 | Destacado, Nacionales.

Asambleístas creen que Argentina y Uruguay tuvieron un «preaviso del fallo» de La Haya

Sospechan que por eso Cristina y Mujica se juntaron para «negociar» lo que harán después del 20 de abril. «Si dice que Botnia se debe relocalizar en cinco años, nosotros vamos a seguir por cinco años», advirtió José Pouler.

Integrantes de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú manifestaron su sospecha de que Cristina Kirchner y José Mujica recibieron «un preaviso de la sentencia» que dará la Corteasamblea_reunion de La Haya, y por ese motivo se juntaron para «negociar» lo que harán cuando el próximo 20 de abril se conozca el fallo sobre Botnia.
Pouler aseguró que la reunión fue «extraña» y «nadie dijo la verdad» sobre su contenido, en tanto que su par Jorge Fritzler advirtió que la Asamblea podría «endurecer su lucha» si el fallo del Tribunal por el conflicto con la pastera UPM no establece su relocalización.
«Además de lo sorpresiva, la reunión fue extraña, porque ambos presidentes dejaron cosas de lado y aunque después dijeron que ya estaba pautada desde el viernes, no es así. Se ve que fue urgente», sostuvo Pouler.
A su entender, «lo más raro es que hubo tres versiones, una del (jefe de Gabinete) Aníbal Fernández, una del canciller (Jorge) Taiana, y otra del canciller uruguayo Luis Almagro».
«Pensamos que ninguno dijo la verdad. Acá trataron el tema de La Haya, porque seguramente han tenido un preaviso de lo que será la sentencia y están negociando», resaltó Pouler.
Según explicó, este miércoles se reunirá la Asamblea –como todas las semanas-, y en ese marco «seguramente se va a tocar el tema» del encuentro entre Cristina Kirchner y Mujica.
Pouler aseguró que esperan una decisión «favorable» de La Haya, aunque aclaró: «Si dice que Botnia se debe relocalizar en cinco años, nosotros vamos a seguir por cinco años».
«Si reconoce que Uruguay incumplió, pero que la planta esta dentro de los parámetros, igual continuaremos», resaltó el asambleísta.
Fritzler, por su parte, señaló en declaraciones radiales que si la sentencia no es favorable a la posición entrerriana, las medidas de la Asamblea podrían «endurecerse».
De todas formas, esa cuestión se definirá después de que se conozca el fallo, en el marco de una asamblea en la que podrán participar todos los ciudadanos de Gualeguaychú.
«Está el juego abierto, se puede levantar o no, eso lo va a definir la mayoría y se sabrá luego del 20 de abril», agregó Fritzler, y dijo que -a su entender- la solución «pasa por desmantelar la planta de Botnia, ya que si se resuelve que se ha violado el tratado del Río Uruguay, la pastera es ilegal».
En ese sentido, añadió: «Hay montones de alternativas incluso para endurecer la lucha. Se puede perjudicar al Uruguay más de lo que se lo está perjudicando, siempre con una lucha pacífica».
En la vereda de enfrente, el ministro del Interior uruguayo, Eduardo Bonomi, consideró un «infantilismo» el planteo de los ambientalistas de supeditar el fin de las medidas de fuerza a la relocalización de la papelera UPM.
«Es un infantilismo pensar que la solución al problema pasa por la relocalización de Botnia. (También) es un infantilismo pensar que van a relocalizarla», opinó Bonomi en declaraciones al canal 10 uruguayo.
Indicó que se espera «con optimismo» el fallo de la Corte Internacional.
«También es infantil que digan que no cumplirán el dictamen. Deben acatar sea cual sea el dictamen, de lo contrario no podrán exigir el cumplimiento de la otra parte», añadió el funcionario oriental, en referencia a los asambleístas.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota