q
20 de diciembre de 2015 | Concordia, Destacado, Municipio.

Alvaro Sierra ponderó que la gestión Cresto se encontró «con un municipio desendeudado”

alvaro_sierraAsí calificó la transición, el actual titular del área económica de la Municipalidad de Concordia. “En términos generales nos encontramos con un municipio desendeudado». Resaltó el orden de la gestión anterior e informó que la provincia adeuda una cifra millonaria a las arcas locales.

En el análisis, el contador Álvaro Sierra, en diálogo con Diario Río Uruguay, se acordó de su anterior paso por el cargo. “También corresponde destacar que este proceso de desendeudamiento arranca en la gestión Cresto padre (Juan Carlos). En aquella oportunidad la deuda municipal representaba el 80 % del presupuesto y cuando nos fuimos representaba un 17%. Hoy representa un 6%”, sostuvo el funcionario.

Por otro lado, mencionó que este año los municipios vienen teniendo problemas más que nada con el incremento de la coparticipación nacional y provincial, que “antes crecía un 40% por año y que este año creció un 20%”. Según el profesional, “esto repercute en el presupuesto municipal, sumado al famoso tema del fondo de garantía de coparticipación que, antes venía atrasado dos meses desde la provincia y hoy el atraso es de seis meses. Es decir, la provincia está adeudando 500 millones de pesos”.

“Esto quiere decir que en términos generales la gestión Bordet deja “bien” el tema finanzas”, calificó.

Ante este panorama y previendo alternativas, Sierra adelantó que la política económica de la actual administración municipal será “en primer término manejarnos dentro de un estricto equilibrio fiscal. Que, si bien es un requisito que se exige desde la nueva Ley de Municipios, lo cierto es que en la práctica no se cumple”. El contador puso como ejemplo que “el año pasado, la mitad de los municipios terminaron con déficit fiscal. Es decir, más allá de lo que diga la ley tiene que haber una fuerte voluntad política para que se pueda cumplir”.

“En segundo lugar – continuó Sierra – está la autonomía municipal”. Para eso, el funcionario puso el eje en la ampliación tributaria:“Esto no quiere decir aumentar los impuestos sino todo lo contrario. Significa salir a fiscalizar a los segmentos de mayor capacidad que hoy no están tributando de acuerdo a lo que deberían”.

Como herramienta necesaria para ese eje en la fiscalización, Sierra adelantó que es necesario que la medida suponga el acompañamiento “del proyecto de autarquía”. “Queremos darle la autarquía a la Dirección de Rentas municipal y dotarla de mayores facultades tributarias. Con fuerte rasgo en tecnología para verificar información rápidamente y poder detectar a aquellos que están evadiendo”, precisó.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota