3 de septiembre de 2010 | Provinciales.

Alumnos que concurren a escuelas religiosas perderían la Asignación Universal por Hijo

El beneficio “es sólo para escuelas públicas”, determinó la Anses. Esto afecta a los alumnos de establecimientos de gestión privada de barrios carenciados. El gobernador, se comprometió a realizar gestiones para solucionar el inconveniente.

La Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) fijó hasta el 30 de junio el plazo para reconocer el certificado de escolaridad emitido por escuelas públicas.

En ese sentido, los padres de los estudiantes de colegios privados religiosos, que son subvencionados y que hasta ahora recibían el subsidio, perderían el beneficio. “Recibimos un dictamen jurídico, que determina que la Asignación Universal por Hijo es solamente para escuelas públicas”, afirmó Adela Esparza, titular de Anses.

ANSES 1La funcionaria nacional fue tajante al asegurar que “no se incluye a las escuelas públicas de gestión privada en el pago, ni siquiera a las que cobran cuotas mínimas en barrios de escasos recursos; no hay excepción en el decreto analizado por la parte jurídica”.

Sin embargo, anoche el gobernador Sergio Urribarri se comprometió ante las autoridades de la Iglesia entrerriana a realizar las gestiones que sean necesarias para solucionar el inconveniente que afectará a familias de bajos recursos.

Lo hizo durante la reunión que mantuvo con el arzobispo de Paraná, monseñor Mario Maulión, y el obispo de Gualeguaychú, monseñor Jorge Lozano. Si bien Urribarri dejó en claro su intención de interceder ante el titular de Anses a nivel nacional, Diego Bossio, para lograr que se modifique la medida.

Graciela Bar, titular del Consejo General de Educación (CGE), señaló que “hay un grupo de escuelas privadas de arancel cero que seguirá cobrando la asignación, por la información que tenemos”.

El primer mandatario mantuvo un encuentro con los integrantes de la curia entrerriana donde además de la cuestión de la Asignación Universal trató el tema infraestructura escolar y la creación de cargos para cubrir la matrícula que sigue creciendo en las escuelas entrerrianas.

Luego de la audiencia, Maulión subrayó que “está fuera de discusión que el gobierno provincial y la iglesia estamos trabajando en pos de una educación de calidad para todos los entrerrianos”.

En ese orden, el gobernador se comprometió a evaluar los pedidos de mejoras de infraestructura que han hecho las escuelas públicas de gestión privada, porque “es una decisión del gobierno invertir en todas las escuelas, ya que a todas concurren chicos entrerrianos.

Así como se están ampliando y construyendo escuelas para tener mayor capacidad para incluir a la mayor matrícula, también aportamos a las escuelas públicas de gestión privada, en especial a aquellas a las que asisten alumnos de sectores vulnerables cuyas cuotas no permiten invertir en infraestructura”.

Por otra parte, Urribarri anunció que en los próximos días firmará un decreto de creación de cargos y horas cátedra para cubrir las necesidades de nuevas divisiones creadas dado el crecimiento vegetativo y la implementación de la nueva escuela Secundaria. Monseñor Mario Maulión dijo que “fue un encuentro muy bueno, positivo, donde pudimos plantear cuestiones relacionadas a educación de gestión privada. Los temas que tratamos se refirieron a cuestiones que ya se están haciendo. No es por falta de respuestas”.

El prelado entrerriano precisó que trabajaron sobre la cobertura de los nuevos cargos que “se requieren por crecimiento vegetativo en las escuelas y por la creación de nuevas unidades”. En ese orden el arzobispo de la capital entrerriana destacó que el acompañamiento económico en el aspecto edilicio, principalmente en las escuelas ubicadas en barrios más carenciados, es una materia esencial para desarrollar las actividades escolares.

Maulión detalló: “El gobernador se comprometió a acompañar en lo salarial, en los proyectos edilicios u operativos, como ya se venía haciendo, incluso tenemos su palabra de que se continuará trabajando en conjunto”. De acuerdo a la información publicada por el Consejo de Educación Católica (Consudec), en el país hay 3.000 colegios católicos.

“Garantizamos la continuidad de los docentes”, precisó la titular del CGE

La presidenta del Consejo General de Educación, Graciela Bar, precisó que en la reunión se abordó la implementación de la nueva escuela Secundaria. En ese sentido explicó: “Detallamos que estamos realizando reuniones en toda la provincia, trabajando con escuelas estatales y privadas, garantizando la continuidad de los docentes que no se encuentran contenidos en el nuevo plan de estudio.

Esos espacios tendrán el financiamiento siempre y cuando las instituciones presenten ante la Dirección de Gestión Privada los proyectos que desarrollarán para mejorar los aprendizajes y favorecer la permanencia de los alumnos en el sistema, utilizando las horas que disponen asegurándose así la continuidad laboral de los docentes”.

Por su parte, Patricia Todoni, encargada del área de Gestión Privada, señaló a diario Uno que “la medida la sorprendió”, y agregó: “Hay muchos chicos carenciados que concurren a escuelas de gestión privada”.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota