6 de mayo de 2010 | Provinciales.

Alumnos de Paraná preparan una “rateada” masiva y el CGE pide firmeza a los padres

Estudiantes secundarios de Paraná quieren imitar a sus pares mendocinos y ya armaron grupos en Facebook convocando a una «rateada» en masa. Por su parte, la presidenta del Consejo General de Educación dijo que es «una irresponsabilidad total» y apeló a que los padres concienticen a los adolescentes. La funcionaria remarcó además la importancia de dar clases: «Un día menos de desarrollo de los contenidos perjudica el proceso de aprendizaje». Los faltazos masivos a la escuela, popularmente conocidos como rateadas, han encontrado un nuevo nicho dentro de las vastas posibilidades que ofrece Internet.

Tras la idea de un grupo de estudiantes mendocinos, que organizaron vía Facebook el “Día de la rata menduca” –logrando una adhesión de más de 2.000 adolescentes-, la idea se desparramó hacia otras localidades, y cada vez junta más adeptos, como una bola de nieve.

Córdoba, La Pampa, Rosario, Santa Fe, Neuquén, San Luis, San Juan, Buenos Aires y Capital son sólo algunas de las provincias y ciudades cuyos estudiantes se están preparando para faltar masivamente a clases.

Y Paraná no es la excepción: el grupo “Rateada Paranaense” ya cuenta con más de 800 miembros, aunque fue creado hace apenas una semana. Le siguALUMNOS_REUNIDOS_EN_PLAZA-25b7aen “Gran rateada paranaense”, con más de 400 miembros, que baraja la posibilidad de que el faltazo se el miércoles 26 de mayo. Por último, “ La gran rateada paranaense el 8 de julio”, con 81 miembros, propone empezar “las vacaciones de invierno a full”.

“Veo negativamente estas actitudes de los adolescentes porque si el objetivo es juntarse lo pueden hacer en un horario en el que no tienen clases, porque perder esas horas de desarrollo de las distintas disciplinas perjudican los saberes”, sostuvo Bar en declaraciones al programa A quien corresponda (Radio De la Plaza).

También remarcó que “los padres tienen que jugar un rol muy importante para hacerles tomar conciencia a sus hijos. Ellos son los responsables primarios y la escuela no puede hacer todo. El padre tiene que ejercer influencia para que los chicos no falten”.

En ese sentido destacó que “los adolescentes pueden realizar todas las actividades que quieran, pero no a costa de aprender”.

En referencia a las sanciones, Bar explicó que “No se aplicarán, ya que los alumnos tienen 15 días para faltar, pero los padres deberán justificar o no esa falta, atentos a que eso puede ser un atenuante para la reincorporación”.

La presidenta del CGE pidió a los padres que «acompañen a los alumnos en la decisión de no faltar» y remarcó la importancia de dar clases: «Un día menos de desarrollo de los contenidos perjudica el proceso de aprendizaje».

«Apelamos a la responsabilidad de los padres, a la concientización del valor de lo que es la educación», sostuvo la funcionaria ante la noticia de la organización de una «rateada» masiva en Paraná. «Los padres tienen que ponerse firmes en la posición de que los chicos no falten por faltar», subrayó.

Según explicó, no está en contra de la recreación de los estudiantes, pero exigió que lo hagan fuera del horario de clases: «Nadie está en contra de los espacios de participación, de encuentro, de recreación, pero lo pueden hacer un día sábado, sin perjudicar su formación como ciudadano». Y añadió: «Es una irresponsabilidad total que acudan a esa medida».

Cuando se le preguntó si la escuela debía cumplir un rol especial en la orientación del uso de las nuevas tecnologías, como el caso de las redes sociales, fue terminante en su opinión: «La responsabilidad de la educación de los chicos en un 60-70 por ciento es de la familia. En la escuela están cuatro horas, el resto del tiempo que los eduquen los padres. Que no se corran de las responsabilidad que es formarlos en el cumplimiento de las normas. No vamos a ir a ninguna sociedad digna si cada uno hace lo que quiere».

En tanto, fuentes de la Dirección Departamental de Escuelas indicaron que “esto es algo que nos toma por sorpresa, es demasiado nuevo y no estamos preparados para esta nueva modalidad”, en referencia a la organización de rateadas masivas a través de la red social.

No se barajan las posibilidades de sanciones, aunque desde la Departamental se señaló que quizás “el día del faltazo se organicen actividades especiales con los directivos y docentes de cada escuela, para no desaprovechar la jornada. La verdad es que va a ser una prueba piloto, porque es algo demasiado nuevo e imprevisto para nosotros”.

Por su parte, Silvia Marmet, rectora de la EPNM Nº 75 Provincia del Neuquén, dio su opinión al respecto del uso que los estudiantes están dando a las herramientas informáticas: “Últimamente, Internet está generando este tipo de cosas que llevan a desvirtuar esta herramienta de trabajo. Yo sostengo que los chicos deben estar en la escuela, y los padres comparten con los docentes la responsabilidad de que así sea. Los adultos son quienes tienen que controlar qué hacen sus hijos en el Facebook”.

La docente señaló que en caso de un faltazo masivo, desde la institución educativa sólo pueden ponerles faltas a los alumnos que no concurran a clases.

“La legislación nos limita bastante. En casos de inasistencias masivas, lo único que podemos hacer es llamar a los padres, porque algo está pasando y ellos tienen que estar al tanto, ya que de que a los chicos le pase algo en horario escolar, la responsabilidad civil recae sobre los directivos”, añadió en declaraciones a diario Uno.

El argumento de los docentes sobre la falta de control de los padres se fortalece con datos que dan cuenta de cierta complicidad o permiso de los progenitores.

El encuentro anunciado a través de Facebook por alumnos pampeanos, contrariamente a lo que se conoce como el tradicional «faltazo» sin avisar a los padres, es conocido y hasta avalado por muchos padres.

En ese sentido, en la convocatoria una participante de la red social señaló: «Iré a la rateada con mi mamá. Chicas y chicos este viernes 28 de mayo los esperamos a todos para ir a la gran rateada pampeana».

Sanciones a los padres

Tras la «rateada» masiva en Mendoza un legislador de esa provincia propuso, a través de un proyecto en la Legislatura, sanciones para padres y directivos de Educación. Argumenta que, de no penarse, el episodio se repetirá en el tiempo.

Consideró que «una simple inasistencia» a los alumnos no basta y la sanción debe abarcar a padres y funcionarios escolares que tienen su responsabilidad en el tema. También propone que los padres hagan cursos sobre el uso indebido de las herramientas informáticas y redes sociales.

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota