19 de diciembre de 2011 | Destacado, Provinciales.

“Tenemos una gran oportunidad de refundar una relación con los docentes”, dijo Urribarri

urribarri soloA una semana de haber asumido, el gobernador Sergio Urribarri repasó los objetivos de su “último” mandato, habló de los problemas con la CGT, sus desvelos por la educación y sus insistentes referencias al flagelo del narcotráfico en las ciudades. “Ojalá en la provincia existieran equipos o grupos armados en equipos para que uno pudiera elegir e ir complementando gente. Pero la política autista hizo mucho daño a lo largo de estos 25 años y eso dispersó a la gente. Nosotros tenemos gente muy valiosa en la política pero no toda la que necesitamos. Así que será clave, más allá de las autoridades actuales y las que vengan, formar equipos de especialistas y de conducción para poder encarar el desafío educativo con más chances de éxito”, declara.

- Febrero y marzo son meses claves para los gobiernos, justamente por el tema docente, ¿cómo va a encarar ese asunto?
- Yo creo que tenemos una gran oportunidad de refundar una relación con los docentes basada en el respeto a intereses económicos quizás algo contrapuestos, pero en objetivos patrióticos y profesionales superiores más convergentes que nunca. Yo he dado pasos enormes hacia esa convergencia ocupándome como nadie antes de la infraestructura escolar y creo que los docentes agremiados también, al optar por una conducción con un perfil claramente más proactivo. Yo creo, como dije en mi discurso que los directores y los docentes son verdaderos agentes del cambio. Pero así como los gobiernos tienen que mejorar, los docentes también tienen que mejorar. Si nos ponemos de acuerdo en un proceso de mejoramiento con compromisos mutuos y si, además, incorporamos a la participación a más instituciones y profesionales y a los padres, estaremos ante un panorama inmejorable. Pero siempre con el objetivo que los chicos aprendan más y mejor, que se reduzca el fracaso y que la educación sea el evento central de la movilidad social ascendente que el país debe recuperar. Por eso siempre digo que en educación lo nuestro es un esfuerzo generacional.
- ¿Van a mejorar los salarios docentes?
- Nosotros vamos a acompañar la política salarial nacional como siempre lo hemos hecho. No va a haber ni milagro, pero tampoco condena, para nadie. El servicio público debe ser una actividad cada día más valorada y valorable.

- Llamó mucho la atención su enfoque hacia el problema del narcotráfico. ¿Por qué tanto énfasis?
- Porque percibo que es un problema grave en determinados puntos conocidos en algunas ciudades que no podemos permitir que se agrande. Entonces hay que prepararse y actuar. Este asunto es como una película del que uno ya conoce el final y es triste. Entonces para que el final no sea triste hay que alterar la trama. Hay que actuar en un esfuerzo convergente de tipo social, educativo, cultural y de seguridad. Y empezar ya.
- Y también lo de liberar el río de la pesca industrial.
- Es simple, los recursos del río son del río. El que quiera peces para la industria, que los produzca, que los siembre, que dé trabajo, lo vamos a ayudar. Mientras tanto, los recursos del río deben ser para la subsistencia de las poblaciones costeras por lo que los pescadores deben quedarse muy tranquilos porque van a tener mucho más trabajo; para fines gastronómicos y turísticos. Vamos a tratar de entusiasmar a todas las provincias del Litoral en esta idea. Y avanzar fuerte pero con prudencia, tomándonos el tiempo necesario para hacer bien las cosas y contemplando todos los intereses en juego que son importantes. Pero esta idea tiene un objetivo social, económico y ambiental que va a llevar varios años instrumentar. En general quiero construir en Entre Ríos la cultura del agua. Sueño con que seamos líderes regionales y mundiales en eso. Que nadie sepa más, cuide y utilice mejor el agua que nosotros. Transformar el agua en alimentos, no desperdiciarla, usarla bien antes de que se vaya al mar, regar todos nuestros campos. Un sueño que debemos empezar a hacer realidad.

La política

- Usted ha formado un gobierno con pocas sorpresas, cuando quizás se esperaban más cambios.
- Mal no me ha ido con este equipo de gobierno. Los cambios fueron la incorporación de gente joven y valiosa y estamos ayudando mucho con nuestros cuadros en la Municipalidad de Paraná. Vamos a hacer un gran esfuerzo por los que menos oportunidades tienen y por eso pusimos allí sangre joven. Tengo gran confianza que nuestra acción social va a ser inteligente y abarcativa de toda la provincia. Tenemos una gran deuda social y si nos montamos sobre las herramientas generadas por el gobierno nacional tendremos una buena oportunidad de saldarlas. Por lo pronto, desnutrición cero y abandono cero son una meta para este 2012.
- Usted agradeció que la gente al votarlo se haya animado a dejar atrás a otros liderazgos, ¿por qué lo hizo?
- Porque no es fácil dejar atrás 25 años de referenciación política. Agradecí porque interpreto que al votarme a mí la gente votó por su provincia y por una política para mirar definitivamente hacia adelante. Yo siempre estuve seguro, y ahora todos lo estamos más cada día, que Entre Ríos está para ser y hacer algo verdaderamente grande.
- ¿Cómo ve la situación nacional con el ruido que se ha creado en la relación con Moyano y la CGT?
- Moyano es un dirigente muy importante y la CGT una institución central del mundo del trabajo, pero ninguno de los dos monopolizan ni la expresión total ni la voluntad política de millones de trabajadores y sus familias que acaban de votar masivamente a la Presidenta. Creo que son tensiones lógicas de un proyecto político fuerte que está dispuesto a cambiar la Argentina, pero descuento que todos vamos seguir tirando del carro para el mismo lado.
- ¿Por qué su insistencia en que éste es su último gobierno?
- Porque cumplo la ley y la Constitución. Y porque creo que ocho años son suficientes para un gobernador. Si digo que necesito más de ocho años para cumplir mis promesas es porque fracasé. Y no voy a fracasar. Además, soy el ejemplo vivo de que no hay imprescindibles. Como dijo Mandela, el día que comience a temer perder el liderazgo es porque habré dejado de merecerlo. Es un pensamiento con el que me identifico mucho. Seguir más de la cuenta seria admitir que fracasé en eso. Y no me lo voy a permitir. Quiero poner bien alta la varilla de los gobernadores para empezar a crear la idea y la tradición de que Entre Ríos es una provincia de buenos gobiernos. Esa será mi mayor contribución: hacer un gran gobierno y que el próximo lo supere.
- ¿Cómo seguirá la relación con Cristina?
- Siento que tengo una relación privilegiada con la Presidenta y con todo su gobierno. Lo que viene será mucho mejor porque la sintonía fina implica agregar más eficacia a un gobierno de una vocación transformadora impresionante. Además se va a profundizar esta política que nos ubica hoy como uno de los pocos países en el mundo que genera entusiasmo a sus ciudadanos y oportunidades de crecimiento y superación. Eso, puesto en perspectiva, es tremendo.

Los impuestos

- ¿La creación de la entidad autárquica impositiva obedece a una necesidad de caja o a una reforma del Estado?
- El Estado democrático provincial necesita hacerse de los recursos para prestar sus servicios y cumplir con su rol. Y los ciudadanos deben cumplir con las obligaciones que les marca la ley, entonces debe haber una organización que se cerciore firmemente de eso. La autárquica de impuestos es parte de esa sintonía fina de la que hablamos en el gobierno e inspira la Presidenta. Que todos paguen lo que deben pagar según la ley es una regla buena y sana que debemos acostumbrarnos a seguir como parte de una nueva cultura tributaria en un país más justo. Aspiramos a que la Administradora Tributaria sea en el corto plazo una organización sólida, tecnológica, profesional y respetable. Era una materia pendiente de mi anterior gobierno que ahora empiezo a saldar. (Fuente: El Diario)

Comentarios sobre la noticia

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

compartí esta nota